Alonso Holguín F.J.

Alonso Holguín F.J., autor de Ediciones Atlantis, nos cuenta su experiencia personal con la editorial y nos da su opinión acerca de la misma.

También puedes consultar la ficha del autor, su biografía y los libros publicados con Ediciones Atlantis.

Opinión de Alonso Holguín F.J. sobre Ediciones Atlantis

Hace unos años, felizmente aconsejado por varios profesionales de gestión del cerebro humano, comencé a escribir varias historias que iban ocurriendo dentro de mi sesera, alrededor y otras que sentía por ahí.

Tener un amigo es impagable. A más si se trata de don Gabriel Monte Vado, ya que encarna varias cuestiones muy virutosas, como por ejemplo Amistad, Lealtad, Cariño y Sabiduría, todas ellas con letras mayúsculas. Esta criatura, el señor Monte, tuvo el detalle de leer el primer borrador que hilvané con mucho esfuerzo. Se trataba de “Alfil blanco, Peón negro”, donde hice una descarga bárbara de sensaciones emocionales, dentro de unas aventuras que imaginaba durante largos periodos de esfuerzo físico. Me pidió permiso para enviárselo a J.D. Álvarez, a la sazón editor de Ediciones Atlantis, con la excusa “…total, nada vas a perder”.

Y así fue, no perdí sino que gané. Las ganancias pueden suponer conocer a otro humano que cree en el significado de la “palabra” que se da para cerrar un contrato. En este punto quiero centrar mi reflexión. He firmado algunos contratos en mi vida, como casi todos los mayores de edad: contrato de teléfono, de luz, de agua, de gas,… y la condena de pagar una hipoteca, o dos, ya que el trámite se hace largo y eres examinado por un banquero tanto como si vas a ir a la Luna o no piensas volver de ella, caso que no hayas ido todavía -conozco a más de uno que sigue por allí, sin ser gallego-.

Disponer de amigos con la carrera de Derecho acabada, algunos brillantemente, y que trabajen en ese campo es habitual en España. Efectuar una consulta para conocer si hay alguna cláusula es sencillo. ¿Quién ha leído alguna vez el contrato completo de la luz, gas, teléfono, hipoteca…? Ediciones Atlantis envió un contrato con letra clara, formato sencillo y sin dificultades para comprender los derechos y obligaciones de la parte contratante, así como de la parte contratada, ausente de laberintos que harían recordado a Groucho Marx -¡un saludo maestro!-. Los letrados consultados, así como un par de criaturas que publican en otra editorial, coincidieron en señalar que “el contrato se ajusta a la Ley, no hay nada extraño y es el modelo tipo que se hace en cualquier editorial seria de España”. ¿Qué más se puede pedir? Excluyamos la cerveza y tapa, muy típica de nuestro amado país, que se llama España, aunque algunos quieran obviar el mismo.

Consultado con mi santa esposa, decidí  aceptar todas y cada una de las condiciones. Se publicó “Alfil blanco, Peón negro”… y, como soy un humano típico español, al que gusta de las costumbres y hechos que ocasionan felicidad… continué plasmando en una pantalla, cuaderno, libreta y otros medios que no diré, por ahora, los sentimientos, aventuras, desventuras, alegrías y pesadillas que rondan de un lado de mi cabeza al otro: perímetro grande, espacio voluminoso.

De hecho, hace menos de un mes, ha salido a la luz “Senda de Lealtad”. Seguí el mismo camino que con la primera aventura, si bien varié un pelín el trazado. Tuve la suerte de conocer a don Manuel Cerdán, periodista de mucho éxito en España en labores de investigación. Accedió a leer el borrador final de la misma y, si enganchaba y gustaba mi escritura, aventuras y desventuras, se comprometía a hacer el prólogo de “Senda de Lealtad”. Vosotros, lectores amigos, sois partícipes de sus palabras que están al comienzo de esta segunda novela publicada por Ediciones Atlantis.

De bien nacidos es ser agradecidos. J.D. Álvarez y resto de familia de Ediciones Atlantis: gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *