EFE: Carlota Lama novela el peso de secretos y prejuicios en las aldeas gallegas

Madrid, 27 feb (EFE).- Dos de los elementos fundamentales para un escritor son la experiencia y la memoria, y eso es lo que ha llevado a Carlota Lama a publicar su primera novela “El encuentro de las aguas”, obra con posos galaicos y anglosajones que habla del peso de los secretos y los prejuicios en pequeñas aldeas.

El encuentro de las aguas“, que se presenta esta tarde en la Casa de Galicia en Madrid, ha sido publicada por Ediciones Atlantis, y se trata de una ambiciosa novela, con estructura muy elaborada y con influencias de Joyce y Faulkner.

Influencias anglosajonas que están muy enraizadas en Carlota Lama (A Coruña, 1949), filóloga inglesa, traductora, profesora de inglés en varios instituciones y lectora empedernida.

Pero a Lama, que escribe desde hace tiempo, le ha hecho falta una segunda vida (ya jubilada) y distancia física (ahora la escritora vive en Madrid) para poder abordar este proyecto literario que tiene mucho que ver con su tierra y sus raíces gallegas.

Su mensaje parte de lo local para llegar a lo universal, “porque las emociones, padecimientos, amor o desamor del ser humano son universales”, argumenta a Efe la escritora.

Y es que “El encuentro de las aguas“, cuyo título hace referencia a la confluencia de las aguas en la desembocadura del río Miño, ese punto en el que el agua de un río entra en contacto con el agua del mar, tiene como escenario un lugar muy conocido por la autora, sus gentes, sus paisajes, sus olores, y las relaciones en torno a la oligarquía eclesiástica, como poder fáctico.

Porque uno de los personajes centrales de esta ficción, de la que parten el resto de las piezas, como un puzzle, es un cura, que tiene mucho que ver con un personaje que estuvo muy presente en la vida de la autora, cuando era niña.

El encuentro de las aguas” narra la vida de Susana, madre soltera y profesora de instituto, que llega a su pueblo natal para pasar unas vacaciones con el resto de su familia, y Miguel que se presenta en el lugar, como el sobrino del cura Don Miguel, que acaba de fallecer.

Y es en Insúa, esta pequeña isla portuguesa en la desembocadura del Miño, donde se desarrollará una historia, con aromas de “Cumbres borrascosas” o valleinclanescas, que pone la lupa sobre lo mejor y lo peor del ser humano.

“Es todo ficción, explica Lama a Efe, pero el cura sí es un personaje que he tomado de mi infancia, un cura golfo y perverso del que años después, cuando salió todo el tema de los escándalos y abusos sexuales de la iglesia me acordé de él”.

Lama en esta novela les da voz a todos los personajes en primera persona, creando así, una polifonía de voces, que dan al lector un juego literario garantizado sobre lo que cada uno ve y siente sobre la condición humana.

Una historia de personas atormentadas por un secreto que se ha llevado a la tumba el párroco muerto, y que le sirve a Carlota Lama hoy para recordar que todavía los curas en aldeas pequeñas y en pueblos de Galicia siguen teniendo “mucho poder y privilegios”.EFE

crs/cat

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *