Tomás Castellanos Díaz, nació en Ciudad Real en septiembre de 1970, su recorrido académico iba dirigido hacia el mundo de la tecnología, nada que ver con el literario, a pesar de ello, comenzó a escribir muy joven. Se ha especializado en el relato corto, ya que piensa que compactar una historia en pocas páginas, es darle al lector la libertad de jugar con su imaginación y dotar a la historia con sus detalles personales. Sus relatos se basan principalmente en el género de terror, fantástico y especulativo. Su andadura en el género novelístico comienza con este relato, el primero de una serie prevista, pues la experiencia ha sido tan positiva como enriquecedora. Antes de iniciar el relato en cuestión suele hacer un resumen a mano de la idea principal siempre escrito con pluma estilográfica, pues es un gran enamorado de la escritura con este objeto. Nunca ha dejado de escribir, aunque ha habido épocas más fértiles que otras, debido especialmente a sus obligaciones profesionales. Es un gran aficionado a la caza y al póker, disciplinas que comparte casi por igual y de las que deja constancia en esta novela.