Sara Arróniz (1978), nació y creció en Valencia, siendo la mayor de tres hermanos. Fue una estudiante aplicada hasta la adolescencia. Estudió en el CP Jaime I y en el CC Ramiro de Maeztu debido a que sus padres se mudaron varias veces por motivos laborales. Eso hizo que Sara fuera una niña introvertida, tímida, y empezó a refugiarse en la lectura. Leía todo lo que caía en sus manos, influenciada por la pasión que su padre sentía por la lectura. Empezó a los 12 años a escribir relatos cortos que luego leía a sus amigas. Más tarde estudió administrativo, pero lo dejó porque siempre fue una negada para las matemáticas, y empezó a trabajar a los 17 años, como dependienta en un videoclub. En los ratos que le quedaban libres continuó escribiendo historias y relatos que luego rompía porque no los consideraba suficientemente buenos.

Actualmente reside en Castellserà, Lleida, vive con su pareja y es madre de un niño de 12 años. Sus ratos libres los dedica a leer, y esencialmente a escribir.