Desde muy joven ya manifestó inquietudes artísticas que la llevaron a estudiar y trabajar como diseñadora textil. Posteriormente, tras un periodo de tiempo en el extranjero, su sensibilidad hizo que se interesara por las terapias complementarias y finalmente se licenciara en fisioterapia, trabajo que desempeña en la actualidad. Paralelamente, el dibujo y la escritura siempre se mantuvieron como una forma de expresión.

En “Emi, Un paseo por el mundo” nos muestra otra forma de ver el mundo.