Jesús Díaz Palma (Granada, 1975) comenzó los estudios de Trabajo Social en la Universidad de Educación a Distancia (UNED). Debido a su deserción de la doctrina cristiana, en la cual fue educado hasta, prácticamente, su adolescencia (momento en el que se reveló ideológicamente contra la misma), el autor se halla influenciado por la filosofía más refractaria, siendo partidario de buscar la verdad en los rincones más íntimos de la cotidianidad, y no en las mustias, anquilosadas y prejuiciosas páginas de los libros tocados por el ala del academicismo más puritano. De ahí que sienta predilección por autores como Nietzsche, Cioran o Henri Roorda.