Manresa (Barcelona), 1981. A los trece años de edad, por motivos de empleo de su padre, viajó a Tenerife, donde reside actualmente. Nunca fue un estudiante destacado por sus buenas notas y siempre mostró más interés por el deporte, particularmente por las artes marciales. A los dieciocho años abandonó los estudios para intentar encontrar su hueco en la sociedad laboral. Vagó de un empleo a otro sin ningún tipo de éxito. Sirvió en el ejército profesional durante seis años hasta que comprendió que debía encontrar una auténtica vocación. Siempre sintió interés hacia la música, introduciéndose en dicho mundo, el cual acabó por decepcionarle demasiado. Aún y así, decidió finalizar estudios de nivel superior en audiovisuales. Poco tiempo después, y debido a una larga temporada de malas experiencias, optó por intentar desahogar su frustración a través de la escritura, la cual, hoy por hoy se ha transformado en mucho más que un simple y llano hobby.