Nació en el pasado siglo XX en Las Palmas de Gran Canaria y vivió el comienzo del XXI en Valladolid. Se considera, pues, de ambos lugares y a ambos considero suyos.

Es lectora vocacional, insaciable e incurable. Siempre le ha gustado escribir, pero nunca supo que quería ser escritora. O nunca me atrevió a saberlo… hasta que abrió un blog y el mundo de la escritura se abrió ante sus ojos.

En realidad se considera escribidora y contadora de cuentos. Al escribir no pretende más que contar historias que entretengan, diviertan y emocionen. Ni pretendo exorcizar demonios, ni aspiro a enseñar o a cambiar vidas y mundos. Solo es mera portavoz de unos personajes que acuden a ella en busca de alguien que narre su historia.

Ha publicado relatos y microrrelatos en varias revistas y antologías. Ha colaborado en varios libros de lecturas infantiles de la Ed. Santillana. Y forma parte de la red de escritores Netwriters, También colabora en una web de cuentos infantiles y tiene dos blogs, uno de los cuales (Testamento de Miércoles) da título a este libro.

Testamento de Miércoles es el título de un maravilloso poema de Mario Benedetti del que quedó prendada cuando lo leyó. Adoptó este nombre para su blog porque, en principio, iba a tratar de pequeñas cosas cotidianas y luego lo mantuvo porque sus historias, a fin de cuentas, forman parte de esas pequeñas cosas cotidianas y ellas son las que acaban inspirando sus historias. Cualquier escrito de cualquier autor tiene algo suyo dentro y ella, en este Testamento de Miércoles, que ahora se convierte en libro, deja y transmite, en cada una de sus historias, algunos trozos de su yo diario y cotidiano.